I. Escribo en mi diario y apunto mi peso, apunto mi altura, apunto todo lo gris que hay en mi cabeza y lo mucho que extraño sus manos en mi cuerpo. Mi mente me imagina de verde manejando frutas con el tiempo contado porque la necesidad de trabajar me mata por dentro. Necesito dinero, necesito crecer, necesito salir de mi jaula y estirar las alas.

II. La migraña me come por dentro y tengo el cuerpo lleno de pastillas blancas que dicen curarme y no lo hacen. Tengo la vida en la punta de los dedos y respirar me sabe a poco, gemir me sabe a poco.

III. Tengo dentro un montón de miedos por culpa del exceso de ilusión, y que ahora no sé controlar. Leo a mujeres luchadoras, a mujeres que dieron la vida por la vida y quiero sentirme una de ellas. Quiero escribir al hijo, quiero escribir a la vida, a la muerte, al hastío del día a día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario