7 de marzo.

Quiero quedarme aquí, en esta habitación de paredes azules en la que la ventana da a un muro color crema. Quiero quedarme aquí y bajar la persiana y no escuchar nada. Solo silencio. Quiero deshacerme de mi ropa. Quiero tumbarme en el suelo y dejar que el frío se adueñe de mi piel. Quiero que mi mente deje de ser mi mente y se encierre en un cajón lejos, donde no pueda verla, ni oírla, ni verla. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario